Navigation Menu

Análisis político. Cuando Thomas Hobbes interiorizó que el hombre era un lobo y que su tendencia natural a pelearse con sus semejantes estaba motivada por su afán de gloria, de riqueza o por el miedo, tal y como había escrito Tucídides, consideró que una entidad soberana llamada estado podía resultar de un pacto entre la sociedad y el poder, para que la primera cediera una parte de su libertad, a cambio de que el segundo garantizara su seguridad. En la Europa Moderna, el estado hobbesiano resolvió parcialmente la cuestión a nivel interno, pero fracasó en su intención de dominar a otros territorios semejantes, con los cuáles se enfrentaba también por motivos de prestigio, riqueza y temor.
Pintorescos líderes de Rutenia, Transnistria, Cataluña, Escocia, Crimea o Kosovo, aprovechan en cuanto tienen ocasión para confundir los derechos del pueblo soberano con sus particularidades y temores. El pacto constitucional, resultado de las ideas de algunos pensadores liberales, queda en un segundo plano y los políticos vuelven a retomar el discurso de Hobbes para afirmar que dentro de un estado, sus intereses están más seguros. Pero olvidando que fuera de sus leyes, la paz está a merced de hombres y de lobos.

More Information»

Análisis Político. Ángela Merkel, ha planteado al presidente Barack Obama una propuesta para reducir la tensión que se está viviendo en Ucrania. Esta propuesta se basa en la retirada de las tropas rusas que están desplegadas en la península de Crimea y la posterior entrada de observadores internacionales que garanticen los derechos de la población rusa.

More Information»

Análisis Político. Desde el Vaticano, el Papa Francisco ha rezado por Ucrania, aprovechando la apertura de la segunda jornada de las sesiones de trabajo del Consistorio extraordinario donde están reunidos alrededor de 150 cardenales, ha querido mandar un saludo en nombre de todos a los cardenales ucranianos Marian Jaworski y Lubomyr Húsar los cuales “en estos días sufren tanto y tienen tantas dificultades”.

More Information»

Análisis Política. Hillary Clinton quería inventar una doctrina centrista y duradera para la política exterior de los Estados Unidos. Que no diera prioridad al uso de la fuerza (hard power), pero que no la desaprovechara llegada la ocasión. Y que fortaleciera las vías diplomáticas (soft power), pero incorporando la información, la inteligencia (espionaje) y el activismo ciudadano. A la combinación y adaptación de estos viejos recursos a las nuevas circunstancias se la denominó Smart Power. A Barack Obama le gustó la idea y de hecho la sigue usando. Pero detrás de la barrera de Washington desde donde prefiere dirigir un mundo enloquecido y a una Europa que no entiende.

Combinar el poder duro y el blando. Una estrategia que parecía reservada a los centristas del Partido Demócrata, porque los europeos éramos los inventores de la diplomacia y del buen rollo y los neoconservadores americanos los ejecutores de la intervención militar. Putin, como europeo y neoconservador que es al mismo tiempo, vive a sus anchas en el Smart Power. Primero sonríe en Sochi y luego se despliega en Crimea. Pero aun así, todavía mantiene una debilidad: la fortaleza del rublo.

More Information»

Análisis Político. Ni dura, ni lista, ni blanda, Europa se ha convertido en la nueva zona de influencia rusa al haber sufragado parte de su crecimiento con el gas siberiano. La Unión Europea ha vivido los felices años de principio de siglo permitiendo que las mafias y los plutócratas se adueñen de Ucrania y sin haber gastado apenas un euro para avanzar en la democratización de los países no comunitarios del este de Europa. Cuando ha querido reaccionar, le ha estallado en sus fronteras el “conflicto más grave desde la caída del Muro”, según ha reconocido el Ministro García Margallo, olvidando las matanzas de Bosnia y Kosovo, por cierto.

More Information»

Análisis Político. La Primavera Árabe ha puesto también de manifiesto el acierto en la política de moderación de las dos democracias consolidadas en la zona: Israel y Turquía. Ambos países, por diferentes motivos, ven con buenos ojos la evolución de algunos regímenes anclados en la geopolítica del siglo pasado. Para los turcos, la caída de Sadam Husein y del régimen sirio, de producirse, significa la flexibilidad de unas fronteras que convergen en su territorio. Y, por otro lado, el modelo integrador de su sistema democrático puede servir de inspiración para los grupos islamistas moderados en Oriente Medio.

More Information»

Análisis Político. La Primavera Árabe ha puesto también de manifiesto el acierto en la política de moderación de las dos democracias consolidadas en la zona: Israel y Turquía. Ambos países, por diferentes motivos, ven con buenos ojos la evolución de algunos regímenes anclados en la geopolítica del siglo pasado. A los conservadores israelíes las revueltas árabes les han oxigenado su imagen de bulldozers, además de haber conseguido descentralizar las causas de la violencia regional de su conflicto con los palestinos, argumento habitual de los radicales islámicos de cualquier procedencia.

More Information»

Análisis Político. A la vista de la evolución política en Oriente Medio parece aún temprano para establecer un juicio sobre el éxito de la nueva doctrina Obama basada en la negociación diplomática. Sin una Siria más libre y un Egipto más democrático será difícil que la memoria se haga eco del ya lejano discurso del Presidente Obama en El Cairo. En cualquier caso, la Primavera Árabe no puede ser considerada como una cuestión menor para la Administración americana, porque con unos resultados satisfactorios en la carpeta de John Kerry, el Partido Demócrata enfilaría la senda de la reelección con un proyecto global contrastado. De no ser así, la “primavera” será recordada como un fracaso, la diplomacia será identificada como una debilidad y el Smart Power pasará a la historia como un Ted Talk.

More Information»

Análisis Político. Hace tres años, cuando se iniciaron las movilizaciones de la Primavera Árabe, Barack Obama calificó a la protesta como una “revolución genuina”. Para transmitir con ello un mensaje de moderado optimismo en torno a los acontecimientos que sobrevendrían en los meses siguientes. Pero las guerras y las rivalidades islámicas, también genuinas, han desatado el odio civil y religioso, segado miles de vidas y desplazado a centenares de miles de refugiados en Oriente Medio. El conflicto ha ejercido su poder de atracción entre los grupos radicales de asesinos que combaten al dictado del mejor pagador y del mejor agitador. La guerra de Libia, la fractura de la sociedad egipcia, el enfrentamiento en Siria y la represión en el Golfo son una parte del balance general del proceso donde la violencia, aun siendo asimétrica, ha resultado ser la principal protagonista.

Tampoco puede negarse que en estos largos meses de movilización social, los cimientos del orden tradicional en los países árabes se han agrietado. La caída de Gadafi, la salida del poder del corrupto sistema de Mubarak, el cambio de orientación del régimen iraní – atento observador del proceso y activista en el conflicto sirio -, o la Constitución tunecina aprobada tras el consenso de islamistas y liberales, son consecuencias políticas, todas ellas, que relatadas como una sucesión de hechos históricos pueden trasladar la idea de que en la región se ha iniciado una segunda transición hacia las libertades.

More Information»

Análisis político. Si a Vladimir Putin no le gustara salir en las portadas de los periódicos estaría enfadado y con razón. El dispendio de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi y la polémica sobre la falta de respeto a los derechos de los homosexuales son los dos últimos caballos de batalla sobre los que la imagen de Putin cabalga en estos días. Y junto a ella, la imagen de una Rusia que en poco tiempo ha adelantado a los neoconservadores americanos por la derecha.

Pero mientras Putin envía a sus diplomáticos a Oriente Medio para ejercer como mediadores en la región y para proteger sus intereses y los de aliados como Bashar Al Asad, en Siria siguen resonando los disparos de las armas rusas que han mantenido en pie al tirano de Damasco. Y mientras crece el protagonismo de las corporaciones energéticas rusas y desaparecen los impuestos para favorecer al gran capital, la prensa internacional airea la campaña del gobierno para restringir las acciones de los sectores más progresistas de la sociedad.

Para salir en las portadas del siglo XXI como un demócrata convencido y un especialista en el manejo del poder blando hace falta algo más que dar asilo temporal al espía Snowden y filtrar conversaciones diplomáticas entre americanos y alemanes. Es más efectivo, por ejemplo, tener un firme compromiso con la paz.

More Information»

Análisis político. Olvidar la complejidad de Ucrania y pretender marginar al país de su relación histórica con Rusia es un error que no pueden cometer los negociadores. Como lo sería abandonar al pueblo a su suerte para conseguir un contrato energético preferencial. Para los ucranianos partidarios de la occidentalización, Europa no parece ser una opción mejor que Rusia porque tenga la capacidad de garantizar el camino hacia la democracia. De hecho, hasta este momento poco había gastado el egoísmo comunitario en la cuestión. Si hay todavía algo en Europa que pueda llamar la atención, no es tanto su poder político y estratégico, sino los principios sobre los que se ha cimentado su progreso económico e institucional.

Y para los ucranianos partidarios de avanzar en una alianza con Rusia, tampoco debe pesar el imaginario de un nuevo imperio construido sobre los pilares de un gaseoducto rebosante. Sino la herencia cultural común y un futuro más prometedor para los ciudadanos.

Destapar el paradigma de la guerra fría es la nueva y sintonía de algunos  análisis internacionales. Pero la amenaza del siglo XXI no está en la rivalidad de dos sistemas políticos antagónicos. Ni viene de la mano de dos dirigentes con el dedo apoyado sobre un botón rojo capaz de destruir el planeta primero y a su eterno enemigo después. Si acaso, la rivalidad en nuestro tiempo se produce entre la civilización y el progreso democrático frente a la tiranía, el radicalismo y la expoliación salvaje de los recursos.

Los intereses de las potencias en el siglo XXI deben negociarse y ello no es posible si no se comparten los beneficios. Entre los beneficios políticos destaca el afianzamiento de las democracias. Entre los económicos, la estabilidad. Entre los clásicos, la templanza.

More Information»

El Expresidente de Costa Rica y Premio Nóbel de la Paz, Oscar Arias, inaugura el curso en la Universidad Europea. Y pide educación para la paz.

More Information»

Análisis politico internacional. Analisis politico global. analisis.o analisis politico internacional. Analisis politico global. analisis.

More Information»
All Listing Types All Locations Any Rating

Listing Results

  • Cuentos de Rutenia

    Cuentos de Rutenia

    POLÍTICA EXTERIOR ESPAÑA, POLÍTICA INTERNACIONAL

    Read more
  • Alemania conflicto Ucrania

    Alemania conflicto Ucrania

    CONFLICTOS, LÍDERES

    Read more
  • Vaticano conflicto Ucrania

    Vaticano conflicto Ucrania

    CONFLICTOS, LÍDERES

    Read more
  • Estados Unidos Smart Power

    Estados Unidos Smart Power

    LÍDERES, POLÍTICA EXTERIOR USA

    Read more
  • Europa conflicto Ucrania

    Europa conflicto Ucrania

    CONFLICTOS, POLÍTICA INTERNACIONAL

    Read more
  • Turquía primavera árabe

    Turquía primavera árabe

    CONFLICTOS, POLÍTICA INTERNACIONAL

    Read more
  • Israel primavera árabe

    Israel primavera árabe

    CONFLICTOS, POLÍTICA INTERNACIONAL

    Read more
  • Primavera Árabe USA Obama

    Primavera Árabe USA Obama

    POLÍTICA EXTERIOR USA, POLÍTICA INTERNACIONAL

    Read more
  • Tres años de Primavera Árabe

    Tres años de Primavera Árabe

    CONFLICTOS, POLÍTICA INTERNACIONAL

    Read more
  • Putin después de Sochi

    Putin después de Sochi

    LÍDERES

    Read more
  • Deshielo en Kiev

    Deshielo en Kiev

    CONFLICTOS

    Read more
  • Oscar Arias en la UEM. Análisis Político

    Oscar Arias en la UEM. Análisis Político

    Read more
  • Análisis Político

    Análisis Político

    Read more